No me engañen, por favor

Confinado, Mono, Jaula, Animales, Cárcel

Confinada estoy y cada vez oigo más de lo que escucho… Cansada estoy de datos, números y demás. Pocas soluciones al respecto y todas recomendaciones que no se sabe si positivas o no.

Creo que se ha empezado demasiado tarde con ésto, cuando no hace ni siquiera un mes nos decían que no teníamos ninguna amenaza.

¿Acaso tengo que creerme entonces ahora algo de aquellas personas, algunas con puestos de “expertas”, que hace tres semanas  me decían que fuese a donde quisiese?

Ahora, estar en casa y no salir, excepto para esas causas justificadas que nos proponen, cada vez menos, eso sí. Pero y cuando salgo, que garantías me dan? No tengo problema al salir y volver a casa? Ah… que a la ciudadanía en general no nos hacen falta mascarillas ni guantes, ni para trabajar ni para el supermercado a comprar los alimentos esenciales, por supuesto.

Leo que este lunes en Austria se obligará a llevar mascarillas a las tiendas. Aquí en España nos dicen que podrían ser contraproducentes por no saber usarlas, con eso de tocarlas y demás. Tampoco guantes, para qué? Si nos tocamos la cara con ellos… Mejor con las manos tal cual, nos las lavamos y más barato sale.

Nos estarán tomando por tontos?

In crescendo

El acoso escolar o bullying está creciendo año tras año y ya se ha convertido en un verdadero problema.

Según datos del Ministerio de Educación, 4 de cada 100 alumnas y alumnos, sufren en sus propias carnes dicho acoso.

Increíble. Ciencias, Letras, Matemáticas, Idiomas… Y las leyes de la vida, ¿dónde están?


“Sin sentimiento de respeto, no hay forma de distinguir los hombres de las bestias”. Confucio.


Feliz Año!

Imagen

2017

Feliz día!


Navidad… Que si   profana, comercial, consumista… ¿Qué va a nacer el Niño? Pero cuándo y de quién?

La familia… Esa gran treta de la reunión familiar. Que si con los familiares de uno, que si con los del otro… Pero… ¿No estábamos hablando de familia?

Alegría… Tal vez porque así viene marcada. ¿Aguafiestas? Oh, no. Para qué recordar a todas aquellas personas sin nada qué llevar a la boca. Pero si así están otros días, ¿hoy por qué nos las muestran?

Las felicitaciones… Feliz Navidad! Felices Fiestas! Feliz Año! Quedan bien y ¿qué labor nos supone? Que en todo el año no has sabido nada de la otra persona, pues qué mejor que un Feliz Navidad y Próspero Año Nuevo.

Disfrútenla, eso sí, como harían con cualquier otro día que no  volverá.

Feliz día!