Bien hallada…

Un año ha pasado… El tiempo… que lento y fugaz a la vez…

¿Qué ha cambiado? Tal vez todo… O casi nada…

Lo he dicho en varias ocasiones: lo peor que puede pasar es que te acostumbres, que lo veas todo sin abrir los ojos, que oigas sin escuchar.

He vuelto, aquí estoy, intentando mirar hacia todas las direcciones posibles, para intentar comprender la rueda de la vida.

 Gracias a tod@s que han preguntado por mi y también, cómo no, a l@s que sin preguntar, se hayan acordado. Gracias.