Cambio generacional

Black, Icon, Outline, Symbol, DrawingVaya, por fin alguien en este país tiene la decencia de dimitir. Ya no estamos acostumbrados a tales eventos. El presidente de la Junta de Andalucía lo ha hecho.

Que si el caso de los EREs fraudulentos lo ha desgastado, que si motivos personales… Estaba escrito hace tiempo su dimisión.

Pero no nos vengan, por favor, si la sucesora será mejor porque es mujer o porque es más joven. No, por favor.

Hace algo más de un año, en las pasadas elecciones, si de verdad querían un cambio generacional, era el momento, y no ahora, deprisa y corriendo.

El “lavado de cara” del que hablan no ocurre cambiando de personajes, sino asumiendo responsabilidades y tomando medidas previsoras y correctivas.

Y ruego, por favor, que la transparencia en este país, no tenga que ver con una promesa, sino con una realidad.

Antes de ofrecer debemos detenernos, pero después de haber ofrecido, cumplirlo. Séneca (4 a.C. – 65) Filósofo, político, orador y escritor romano.

Juego terminado

Resignation : juego sobre el símbolo Foto de archivo“Había pensado en solucionar la gran crisis de este país, pero ésta, no hizo más que empeorar.”

“Porque el desempleo no puedo parar de bajarlo una vez que se acaben los contratos temporales del verano.”

“Porque no puedo mejorar la economía de este país; el crecimiento no se ha manifestado tal como se preveía con las medidas que hemos implementado.”

“Porque no puedo dejar de que se hable de la corrupción de mi partido, y porque aunque ustedes me han dado una mayoría absoluta, en estos momentos siento que ya no confían en mi persona.”

“Por todo esto, señores y señoras, ha llegado mi hora y presento mi dimisión.”

Esto es lo que espero que haga el actual presidente del gobierno. Porque ya lo he manisfestado… Un simple desmentido de corrupción en su partido, algo baladí, ya no nos debe bastar.

Dejemos, por favor, trabajar al juez Ruz, que siga con su trabajo, a ver si conseguimos que no le abran un extraño expediente como ha ocurrido con otros jueces, y cada quien, debe asumir, de una vez, sus responsabilidades.